Certificación

Es la evaluación por parte de una tercera parte independiente, cualificada y acreditada, que certifica que las prácticas de gestión forestal cumplen una serie de normas de sostenibilidad acordadas colectivamente.

Esta certificación se puede llevar a cabo tanto a nivel de monte, como de industria forestal:

La certificación de la Gestión Forestal Sostenible abarca el inventario forestal, la planificación de la ordenación, la silvicultura, el aprovechamiento, así como las repercusiones ecológicas, económicas y sociales de las actividades forestales.
En la certificación de la Cadena de Custodia se evalúa la trazabilidad de las materias primas de origen forestal, y sus derivados a través de las distintas fases del proceso productivo.
La certificación de cadena de custodia demuestra que toda la madera utilizada en la cadena de valor, desde la tala de los troncos hasta el suministro a los clientes finales, procede de bosques gestionados de forma sostenible.

Es un proceso voluntario que garantiza que los productos madereros o sus derivados proceden de bosques certificados gracias a la aplicación de exigentes requisitos de seguimiento en toda la cadena de valor.

La certificación de cadena de custodia demuestra que toda la madera utilizada en la cadena de valor, desde la tala de los troncos hasta el suministro a los clientes finales, procede de bosques gestionados de forma sostenible.

Es un proceso voluntario que garantiza que los productos madereros o sus derivados proceden de bosques certificados gracias a la aplicación de exigentes requisitos de seguimiento en toda la cadena de valor.

Hay dos estándares de gestión forestal sostenible reconocidos internacionalmente:

PEFC (Programme for the Endorsement of Forest Certification) es una organización paraguas que aglutina a los sistemas de certificación forestal nacionales.

El proceso de certificación de los estándares reconocidos por PEFC no lo lleva a cabo el propio PEFC, sino que corre a cargo de organismos independientes acreditados.

FSC (Forest Stewardship Council) es una organización sin ánimo de lucro con el fin de fomentar una gestión responsable de los bosques del mundo.

VENTAJAS DE LA CERTIFICACIÓN

  • Permite hacer un seguimiento y un mejor control de la gestión que se realiza en los montes: seguimiento de los trabajos, control del estado sanitario, estado de infraestructuras, control y corrección de incidencias, etc.
  • Constituye un reconocimiento público e independiente ante la sociedad de que el trabajo que se desarrolla es plenamente sostenible (independientemente de los productos que se generen): respetuosa con el medio ambiente, económicamente viable y socialmente responsable, manteniendo la productividad, la vitalidad y capacidad de regeneración del monte.
  • Demuestra además que la gestión que se realiza es “Integral”, es igual de importante que la madera las especies protegidas, el uso social del monte, la protección contra la erosión, la ganadería, la caza, etc.
  • Facilita el acceso al mercado de los productos forestales obtenidos a partir de una Gestión Forestal Sostenible, convirtiéndose en una marca de calidad que los posiciona favorablemente. Por ello, permite al propietario ser mucho más competitivo en el mercado, ya que cada vez son más los requisitos que se exigen.
  • Ayuda en las tareas de gestión forestal y transformación industrial, permitiendo un aprovechamiento racional de los recursos y una optimización de los procesos.
  • La certificación permite cumplir automáticamente con la “Diligencia debida” (requisito que llegará en 2012 de la UE), todo aquel que tenga la CdC estará demostrando la legalidad y la sostenibilidad de la madera en el mercado.

REQUISTOS PARA SOLICITAR LA CERTIFICACIÓN

  • Ser propietario o gestor de una superficie forestal.
  • Dicho monte debe poseer un Plan de Gestión, Plan Técnico o Proyecto de Ordenación, con su planificación correspondiente.
  • Cumplir la planificación de trabajos del Plan de Gestión.
  • Presentar en la ESCRA (Entidad Solicitante de la Certificación Forestal Regional del Principado de Asturias) la solicitud de adhesión, donde el propietario/gestor se compromete a cumplir con los requisitos del Sistema PEFC.
  • Cumplir con el Manual de Buenas Prácticas de Gestión Forestal en el Principado de Asturias.
  • Cumplir con la Norma UNE 162.002-1:2007 de Gestión Forestal Sostenible.
  • Cubrir anualmente una ficha de seguimiento de la gestión del monte y remitirla a la ESCRA.